El Windsor*

04/30/2017

 

Grita un vendedor de salchichas desde su tienda en la Calle Real ante dos o tres transeúntes desocupados: ‘somos un país bárbaro, inhábil, desacreditado, el más atrasado y el más inhabitable de la tierra’, mientras Luis Tejada cruza por allí, con paso despreocupado, camino al Windsor. Qué manera de lamentarnos tenemos los colombianos, como esperando el turno para que nos admiren desde afuera por un mérito que creemos innato, natural, piensa Tejada medio abrumado, abriendo ya la puerta del café en la Calle 13. Cuelga su gabardina gris y húmeda al entrar. Había llovido toda la tarde en Bogotá. El sombrero no hay donde dejarlo. Pide un sifón y prende el primer cigarrillo, en la mesa no hay nadie aún, habrá llegado temprano hoy. Raro, la lluvia más que alejar a la clientela, la acumula pavorosa cual ganado en estos cafés que nacen ahora en la ciudad. El mesero le trae su cerveza. Observando que no llega nadie conocido y como no hay con quién charlar, saca su libreta y tinta del bolsillo, prende un segundo cigarrillo y comienza a redactar la crónica que luego titularía ‘El coro de las lamentaciones’[1]: “¿Cuándo abandonaremos, ya para siempre, ese estrecho criterio pesimista que informa gran parte de nuestro pensamiento cotidiano?...”. Ve entrar a Arciniegas a quién hace señas para que se venga a sentar rapido, guarda su libreta y prende otro cigarrillo, ya terminará la crónica después, no ha venido al Windsor a escribir. Ya llegarían los demás, Los Nuevos se hacían llamar.

 

 

 

 

 

__________________

[1] Luis Tejada publicaría dicha crónica el 16 de abril de 1918 en El Espectador.

 

 

*Queremos, desde esta semana, hacer un recorrido de la historia de Bogotá a partir de sus cafés. Para empezar, El Windsor, de principios del siglo XX. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

 
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Icono negro TripAdvisor
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon

Don't miss a cup

This site is property of Travesía, a brand of Camino de Café S.A.S.

CONTACT US