La Ruta III

08/10/2017

 

Subimos por la vía que conecta toda la zona veredal de El Placer. Vía terciaria atravesada por cañadas, cafetales, platanales y aguacates. Pasamos la finca Las Naranjitas y vamos más allá de la casa que está levantando Cesar y que debe esperar aún la próxima cosecha para continuar con sus obras. Es casi mediodía, el sol inclemente y la trocha que sube por la montaña. Una casita a borde de carretera: ‘buenas vecino, ¿tiene gaseosa fría?. ‘No, pero tengo helados’, nos responde un viejo que se asoma por una de las puertas de esta vieja construcción en madera que parece que se la lleva el viento si es que le da por soplar muy duro. Tres helados, de mora, endulzados con miel de panela. Nos sentamos a la sombra, frente a la casa, el viejo se sienta junto a nosotros. De piernas cruzadas, con su cara arrugada, flaco, la camisa sucia por los años de trabajo y las botas de caucho. Resulta ser cafetero, de toda la vida. ‘¿Sí ven este martillo?’, nos pregunta levantando un vetusto martillo ya en desuso que estaba tirado en el piso. ‘Este me lo regalaron por allá en la primera reunión del comité de cafeteros’, con ese acento tan paisa que nos engaña. ‘¿Y eso cuándo fue vecino?’, preguntamos. ‘¡Pues la semana pasada!’, responde muerto de la risa, una risa sincera y desdentada. Terminamos el helado y seguimos explorando los cafetales de Herveo, al norte del Tolima, más cerca de Manizales que de Ibagué y no solo en cuanto a kilómetros se refiere.  

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

 
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Icono negro TripAdvisor
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon

Don't miss a cup

This site is property of Travesía, a brand of Camino de Café S.A.S.

CONTACT US